Dime que tu dirección de email y te diré quién eres


CNN México - Durante el fin de semana, Aol anunció una importante revisión a su servicio de correo electrónico, el cual sirvió a muchos como portal de entrada a Internet en la época de la conexión telefónica (con el biiip brrrrrp doooiii) en la década de los 90 y principios de 2000. Tal como lo muestra el nombre de la actualización, Project Phoenix, Aol está luchando para lograr salir de entre los escombros.
A su vez, este lunes Facebook presentó un sistema de mensajería que su director ejecutivo, Mark Zuckerberg, insiste que “no es correo electrónico, pero seguro tiene bastantes características de ese servicio.
Queda por ver quién empezará a usar la mensajería de Facebook como su medio principal de comunicación en línea, o quién será atraído de nuevo al famoso You've Got Mail de Aol.
Estos nuevos anuncios nos han puesto a pensar en lo que tu cuenta de correo dice sobre ti.
Aquí esta la cruda verdad: lo sepas o no, algunas personas te juzgan no sólo cuando ven tu nombre de usuario, sino también con lo que viene después de la @ en tus mensajes.
Corriendo el riesgo de parecer unos esnobs de Internet, te presentamos un vistazo del lugar en donde los proveedores de servicio de Internet y las personalidades se encuentran.
Estos son estereotipos reunidos en nombre de la diversión y, como todos los estereotipos, hay excepciones. He aquí un desglose de lo que las direcciones de correo electrónico pueden decir sobre sus usuarios.

@AoL
Probablemente tienes el mismo correo electrónico que tuviste en 1997.
Probablemente tienes 70 años.
Justo o no, si envías un correo electrónico desde una cuenta de Aol, el receptor probablemente esperará recibir spam o correo basura, un avance de algunas teorías de conspiración desacreditadas o fotos de gatos.
“Tengo la sensación de que las personas con direcciones de Aol simplemente han sido muy perezosas para cambiar de correo y, por ende, su correo se ha mantenido intacto: amoalosgatos@aol.com," dice Brenna Ehrlich, una de las creadoras del blog Stuff Hipsters Hate y escritora para el blog tecnológico Mashable.
Las nuevas actualizaciones de Aol han obtenido algunas buenas críticas; aunque algunas de las opciones de servicios modernizados, como @ygm.com (por las siglas en inglés de la película Tienes un e-mail), @wow.com y @love.com han llamado la atención de algunos. TuNombre@love.com: ¿En serio?
El blog The Oatmeal señala que el venerado sitio tiene por delante un largo camino que recorrer, para librarse del estereotipo de que sus usuarios te dan una dirección diciendo: “OK, entra a h… t… t… p… dos puntos… diagonal… diagonal… w… w… w…”

@hotmail
No hay mucha diferencia con Aol.
Hotmail es otro proveedor de servicios de Internet que fue muy fuerte en los primeros días de la red, pero ha perdido caché entre los tecnócratas.
Hagamos aquí una pausa para señalar que Hotmail sigue siendo el proveedor de e-mail más grande del mundo, con más de 360 millones de cuentas -la mayoría de las cuales proviene de fuera de Estados Unidos, ya que está disponible en 10 idiomas- y al amplio alcance de su proveedor: Microsoft.
Otra de las creadoras de Stuff Hipsters Hate, Andrea Bartz, quien junto con Ehrlich escribe una columna de netiqueta (reglas de etiqueta del uso de Internet) para CNN, señala otro sorprendente subconjunto de usuarios. Algunos de los usuarios muy hipsters acamparon en una dirección de Hotmail, de la misma manera en la que siguen usando los viejos tenis de la secundaria que usaban para andar en patineta.
"Es (tan retro) como un suéter con la cara de un gatito”, dice, “irónico en un hipster, (pero) raro y anacrónico en un ama de casa adulta”.

@yahoo

No nos pudimos poner de acuerdo en cuanto a las direcciones de correo de Yahoo.
Muchos de los entrevistados en nuestra improvisada y no científica votación, dijeron que tenían cuentas en Yahoo que utilizan para dar a sitios que te llenan el correo de spam.
Sólo para asegurarse, Yahoo se ha mantenido más agresivo que sus competidores, con sus actualizaciones y filtros de spam, y ha seguido creciendo: tiene 273 millones de usuarios, mientras que Aol lucha para mantenerse a flote.
No hemos llegado a una decisión; pero hay que estar conscientes de que habrá quien te juzgue por tener Yahoo, al igual que las compañías de cable/telefonía que proveen servicios de Internet como @prodigy.net.

@gmail
¿Qué no hace Google?
El coloso buscador/proveedor de e-mail/sistema de teléfono y visor de mapas se disputa con Facebook la corona del Rey del Internet; su sistema de correo electrónico, con 193 millones de usuarios, es una de las razones.
Gmail, según señalan sus seguidores, es gratis, se jacta de tener toneladas de capacidad de almacenamiento, tiene la fuerte aplicación del chat y es el portal de muchos otros servicios que Google ofrece.
The Oatmeal dice que un usuario de Gmail “seguramente conoce de computadoras” y “cuando el Internet deja de funcionar, trata de reconfigurar el router antes de llamar a un familiar para que lo ayude”.
En realidad sólo tiene un problema: “Lástima que probablemente pronto saldrá de su robótica existencia, cobrará vida propia y nos matará a todos”, dijo Ehrlich.

@mydomain
El tener tu propio dominio prácticamente te coloca en los primeros lugares del montón de conocedores tecnológicos.
Nadie pensará que eres un ignorante cuando des tu dirección de correo, pero quizás piensen que eres un poco egocéntrico, incluso un megalómano. Como si te importara…

Correo de la escuela o del trabajo
En esta época, cualquier cosa que compruebe que tienes un trabajo de verdad debe ser bueno, ¿o no?
Lo mismo pasa con la educación superior. Al principio de los tiempos, Facebook era un club súper exclusivo que exigía una dirección de correo de Harvard para tener acceso al sitio. Un poco de espíritu estudiantil no tiene nada de malo, y si además traía consigo una dosis sana de escuelas de élite, pues mejor.
Pero si insistes en usar tu correo del trabajo para recibir mensajes personales, entonces la gente asumirá cosas sobre ti:
1. Pasas mucho tiempo en el trabajo.
2. Quieres impresionar a todos con tu cuenta de @presidencia.gob.
Un par de consejos: toma en cuenta todas las políticas de la oficina antes de depender demasiado de tu cuenta de correo del trabajo. Lo que el Internet en general piense sobre ti es menos importante que lo que tu jefe podría pensar si decide echar un vistazo a lo que haces en tu computadora.
Y si ya llevas un par de años sin ir a la escuela, abandona tu cuenta del alma mater. Si todavía usas tu cuenta de @unam.edu 20 años después, sólo te convertirás en el equivalente digital de un adulto que todavía se esfuerza por entrar en su chamarra de la escuela.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Franklin EVDO USB Modem Review - CDU 680

Estudiantes tailandesas venden sexo para poder cumplirse sus caprichos