Navegar en el Trabajo

Navegar o no navegar el Web durante el trabajo
por Efraín Ocampo

Netmedia - Desde que Internet llegó a las redes empresariales los gerentes de IT se han visto en un eterno dilema: qué tanto abrir o cerrar a los empleados la ventana al mundo, Internet.

No es tan fácil de lograr y menos a algo tan vasto e interesante como lo es el Web, con todo lo que ofrece, sino que se trata de los riesgos que esto implica para las redes empresariales y esto cualquier profesional IT lo sabe.

Sin embargo, hay algunos aspectos que podría tomar en cuenta si se está enfrentando a la presión de los empleados para abrir más el acceso a Internet a ciertas páginas desde el trabajo. Admitámoslo, Internet llegó para quedarse, es tan necesario que ya nadie puede prescindir de él, aunque sea para consultar noticias.

1. Los empleados usan Internet y no para ver porno. Es una realidad, aún hace cinco años los administradores IT bloqueaban casi todo en Internet por temor a que los empleados entraran a sitios Web de pornografía, pero las cosas han cambiado.

En la más reciente encuesta de Websense a las compañías más grandes de América Latina, 99% de los empleados admitieron consumir parte de su tiempo laboral en navegar en Internet por motivos personales. En 89% de las empresas de la región los empleados usan iGoogle y 76% servicios de correo electrónico gratuito como Hotmail, Yahoo o Gmail, por ejemplo.

2. Analice las necesidades del personal. Según la encuesta Web@Work 2009 de Websense mientras que los CIO latinoamericanos opinan que los empleados navegan en promedio 89 minutos diarios, éstos últimos admiten que son 50 minutos. Por lo menos en México, usan 84 minutos en promedio, según los resultados del estudio.

Suponiendo que usan casi una hora de su tiempo laboral navegando el Web, habría que analizar si están aprovechando la banca en línea o algunos otros servicios en Internet para sus necesidades personal, lo cual beneficia a la organización pues evita que el empleado se ausente de su trabajo para ir al banco o a una ventanilla de servicios públicos. Lo ideal sería que las políticas de acceso y navegación Web respondan a necesidades reales de los empleados.

3. Cuidado con la fuga de información. Uno de los mayores temores de los CIO latinoamericanos es que la información de la compañía salga hacia los correos personales de los empleados, no por nada 71% de los encuestados la considera como la actividad más riesgosa que pueden llevar a cabo. Ya sea para fines personales o para continuar el trabajo en casa, pero 46% de los empleados afirmó haberlo hecho.

A lo anterior hay que agregar que durante el último año 56% de los empleados dijo enviar correos electrónicos a direcciones equivocadas, cuando en la encuesta 2008 solo 20% lo había reportado.

4. No todo es lo que parece. Desgraciadamente todas las firmas de seguridad coinciden en el incremento exponencial de ataques a sitios legítimos para desde ahí infectar las PC de quienes navegan hacia ellos confiando en su reputación. En junio de este año, fueron detectados 40,000 sitios Web legítimos en los cuales había sido inyectado código malicioso para, desde ahí, redirigir a los usuarios a un sitio fraudulento o para descargar malware a sus PC.

El problema es que los empleados están muy confiados de que la red empresarial es impenetrable. Por lo menos así lo manifestaron 70% de los encuestados de origen mexicano. Para evitar esto, mayor comunicación sobre estos riesgos hacia los empleados no estaría de más.

5. ¿Información para llevar? Los dispositivos extraíbles de almacenamiento son un foco rojo en las organizaciones y la mayoría de los empleados los utiliza. Desde Internet se pueden descargar una gran variedad de troyanos que se instalan directamente en las memorias USB y los efectos que producen en las PC y en la información no es deseable.

El estudio halló que 48% de los empleados los están utilizando, cuando solo 19% lo había reportado el año anterior.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Franklin EVDO USB Modem Review - CDU 680

Estudiantes tailandesas venden sexo para poder cumplirse sus caprichos