Teléfonos celulares, ¿un peligro para los niños?



por Layla Wright Contreras



“Por supuesto que son un peligro,” pensarán aquellos padres que tienen que pagar la cuenta celular de sus hijos. Sin embargo, el peligro al cual nos referimos es sobre la salud. Investigadores británicos advierten que el uso de celulares por parte de menores de ocho años podría causarles cáncer al cerebro y/o oídos.

Por separado, un estudio en la publicación internacional Epidemiology mostró que quienes han usado celulares continuamente durante 10 años o más, se encuentran en mayor peligro de desarrollar una clase de tumor cerebral raro.

Aunque anteriormente no se le había dado mucha importancia a los “rumores” de que el uso de celulares podría estar ligado al cáncer, el auge en los últimos años de estos aparatos móviles ha provocado investigaciones más detalladas en todo el mundo. En los Estados Unidos, la industria celular sigue apoyando a que se haga mayor investigación; pero al mismo tiempo, no deja de insistir que toda la investigación hasta el momento muestra que no hay ningún peligro en el uso de celulares. Por su parte, ningún departamento del gobierno federal se ha mostrado a favor o en contra de estas alegaciones. Incluso, el mes pasado la Administración de Alimentos y Drogas declaró que “no existe ninguna evidencia seria que muestre que los teléfonos móviles tengan un impacto negativo sobre la salud del público general.”

Si el riesgo de cáncer no fuese suficiente...

La revistaReportes del consumidor nota que existe una pequeña probabilidad de que un teléfono celular explote. En los últimos dos años se han reportado 83 casos de celulares que explotan o se queman. Estadísticamente hablando la probabilidad es pequeña, pero con más de 170 usuarios de celulares (cifra que aumenta día a día) algunos incidentes se darán. El año pasado la Comisión de Protección y Seguridad al Consumidor de los Estados Unidos, tuvo que retirar del mercado a tres tipos de teléfono móvil, esto tras incidentes de explosión. Una de las mayores razones a las que se atribuyen estas explosiones, es el uso de pilas “falsas” (es decir que no son vendidas a través de un distribuidor autorizado). Esto es un factor que definitivamente afecta a nuestra comunidad, pues muchos de nosotros siempre intentamos ahorrarnos un par de centavos –sólo tendremos que preguntarnos si ese ahorro es a costa de nuestra seguridad, o la de nuestra familia.

Otro punto sobre cual pensar es el auge de acceso al Internet por medio de teléfonos móviles. En Japón un grupo de padres de familia formó un grupo para diseminar infor-mación sobre el uso del Internet vía teléfonos celulares que permite a los jóvenes verse envueltos en crimen, fraude, la instigación de violencia, odio y hasta crímenes sexuales –esto debido a contactos inapropiados con individuos a través del “chat” o mensajes instantáneos en los celulares. Cabe mencionar también la preocupación de muchos educadores sobre el uso indebido de celulares que ayudan a los estudiantes a hacer trampa en los exámenes y tareas, o simplemente causan distracción durante la jornada escolar.

Pero no todo es negativo en cuanto respecta a los celulares. Muchos padres los ven como una manera fácil de comunicarse con sus hijos en cualquier momento o que sus hijos puedan dar aviso en caso de alguna emergencia. Como cualquier tecnología moderna, la clave en su buen uso es discreción y educación.

Si le gustaría obtener más información sobre los organismos de protección al consumidor y el tipo de información que le pueden ofrecer llame a la línea de ayuda del departamento local.

Fuente: La Prensa San Diego/La Columna Vertebral

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Franklin EVDO USB Modem Review - CDU 680

Estudiantes tailandesas venden sexo para poder cumplirse sus caprichos